Prórroga de los ERTE hasta el 28 de febrero de 2022

En virtud del VI Acuerdo Social en Defensa del Empleo alcanzado en fecha de 27 de septiembre, el BOE de 29 de septiembre de 2021 se ha publicado el Real Decreto-ley 18/2021, de medidas urgentes para la protección del empleo, la recuperación económica y la mejora del mercado de trabajo; entre las principales medidas que incorpora destacamos las siguientes:

Prórroga de los ERTE vigentes hasta 28/02/2022 (art 1)

Hasta el 31 de octubre: se mantiene el esquema actual i los beneficios en materia de cotización vigentes

A partir de 1 de noviembre y hasta el 28 de febrero de 2022: se fijan nuevos requisitos y ayudas que entrarán en vigor el 1 de noviembre y se extenderán hasta el 28 de febrero de 2022.

La prórroga se subordina a:

  • Presentación de una solicitud ante la autoridad laboral, entre el 1 y el 15 de octubre.
  • Deberá ir acompañada de una relación de las horas o días de trabajo suspendidos o reducidos durante los meses de julio, agosto y septiembre de 2021 de cada una de las personas trabajadoras.
  • En el caso de expedientes por causas ETOP deberá ir acompañada también del informe de la representación legal de las personas trabajadoras.
  • • Remisión de la solicitud de prórroga a la Inspección de Trabajo y Seguridad Social (ITSS)

Las empresas a las que les sea autorizada la prórroga de un ERTE deberán formular una nueva solicitud colectiva de prestaciones por desempleo en el plazo de quince días hábiles siguientes al 1 de noviembre de 2021, o a la fecha de la notificación de la resolución expresa de la autoridad laboral aprobando la prórroga, o del certificado acreditativo del silencio administrativo, en caso de que sea posterior al 1 de noviembre.

De no presentarse la documentación en plazo, el ERTE se dará por finalizado y no será aplicable desde el 1 de noviembre; de presentarse, la autoridad laboral tendrá 10 días para dictar resolución estimatoria de la prórroga; en ausencia de resolución expresa, la solicitud se entenderá estimada (silencio positivo).

Beneficios en materia de cotización: las empresas que tengan autorizados ERTEs podrán beneficiarse, respecto de las personas trabajadoras que tengan sus actividades suspendidas, de los siguientes % de exención:

Acciones formativas: los beneficios se asocian a las acciones formativas que, para empresas entre 10 y 49 personas trabajadoras, habrán de alcanzar las 30 horas de duración; en las de más de 50 empleados, se exigirán 40 horas.

Estas actividades formativas se financiarán con un incremento de crédito para la financiación en el ámbito de la formación programada (Ley 30/2015, de 9 de septiembre, por la que se regula el Sistema de Formación Profesional para el empleo en el ámbito laboral). La norma regula, asimismo, el derecho a un incremento de crédito para la financiación de acciones que depende del tamaño de la empresa y que llega a 425 euros por persona trabajadora (plantillas de entre 1 y 9 personas empleadas), 400 euros (plantillas de 10 a 49) o 320 euros (empresas con 50 o más personas trabajadoras) (art. 3).
El plan de acciones formativas se efectuará entre el 1 de octubre de 2021 y el 30 de junio de 2022.

Relación de personas incluidas en el ERTE: será requisito indispensable para la aplicación de las medidas extraordinarias en materia de cotización y para el reconocimiento de las prestaciones por desempleo, la presentación de una relación de las personas trabajadoras que estuvieran incluidas a fecha de 30 de septiembre de 2021 en el ámbito de aplicación del ERTE y las que vayan a permanecer en dicho expediente durante la prórroga.
Este listado deberá ser presentado en el plazo de 5 días hábiles desde el día en que produzca efectos la resolución expresa o por silencio administrativo que estime la solicitud de prórroga o de autorización, o desde la fecha en que se produzca la comunicación, según proceda en cada caso.

Este listado deberá ser presentado en el plazo de 5 días hábiles desde el día en que produzca efectos la resolución expresa o por silencio administrativo que estime la solicitud de prórroga o de autorización, o desde la fecha en que se produzca la comunicación, según proceda en cada caso.

Deberá presentarse en la sede electrónica del Ministerio de Trabajo y Economía Social, en el modelo recogido en el anexo, que será publicado en la página web de este Ministerio y que, una vez cumplimentado, se pondrá a disposición de la autoridad laboral competente, la TGSS, el SEPE y la ITSS.

En el supuesto de que se produzcan alteraciones en el número de personas trabajadoras afectadas o en la identidad de las mismas por cualquier causa, la empresa deberá presentar un nuevo listado con la relación de las nuevas personas trabajadoras que pasen a estar incluidas en el ERTE.

ERTE por impedimento/limitaciones de actividad posteriores a 30/09 (art. 2)

Las empresas podrán solicitar un nuevo ERTE por impedimento o limitación cuando se vean afectados por nuevas restricciones vinculadas al Covid-19.
Estas empresas podrán pasar de un ERTE de impedimento a limitación y viceversa, mediante el procedimiento ya existente y que exige comunicación a la autoridad laboral y a la representación legal de las personas trabajadoras, así como declaración responsable ante la Tesorería General de la Seguridad Social.

Las empresas a las que les sea autorizada el nuevo ERTE deberán formular una solicitud colectiva de prestaciones por desempleo en el plazo de quince días hábiles siguientes a la notificación de la resolución expresa estimatoria de la autoridad laboral o del certificado acreditativo del silencio administrativo.

Beneficios en materia de cotización:: las empresas que tengan autorizados ERTEs podrán beneficiarse, respecto de las personas trabajadoras que tengan sus actividades suspendidas, de los siguientes % de exención:

Será requisito indispensable para la aplicación de las medidas extraordinarias en materia de cotización y para el reconocimiento de las prestaciones por desempleo, la presentación de una relación de las personas trabajadoras incluidas en el expediente de regulación temporal de empleo en el momento del comienzo de su aplicación.

Prórroga de contenidos complementarios (art. 5) y de las medidas de protección de las personas trabajadoras (art. 6) del RDL 30/2020

  1. Compromiso de salvaguarda del empleo:
    Se mantienen vigentes los compromisos de mantenimiento del empleo de modo que:
    • Los compromisos de mantenimiento del empleo generados en virtud de los beneficios recogidos en el RDL 8/2020, RDL 24/2020, RDL 30/2020 y RDL 2/2021, continúan vigentes en los términos previstos en dichas normas y por los plazos recogidos en estas.
    • o Las empresas que reciban exoneraciones en las cuotas a la Seguridad Social a partir de 1/10/2021 quedan comprometidas a un nuevo periodo de 6 meses de salvaguarda del empleo, en los mismos términos que la normativa anterior.
    • So Si la empresa estuviese afectada por un compromiso de mantenimiento del empleo previamente adquirido, el inicio del nuevo periodo previsto se producirá cuando aquel hubiese terminado.
  2. Prórroga de la “prohibición de despedir”, protección de los contratos temporales y otras limitaciones
    Se mantiene hasta el 28 de febrero de 2022 la denominada “prohibición” de despedir: recordemos que la fuerza mayor y las causas económicas, técnicas, organizativas y de producción en las que se amparan las medidas de suspensión de contratos y reducción de jornada previstas en los arts. 22 y 23 RDL 8/2020 no se pueden entender como justificativas de la extinción del contrato de trabajo ni del despido.
    La suspensión de los contratos temporales (incluidos los formativos, de relevo e interinidad) por ERTE supondrá la interrupción del cómputo, tanto de la duración de los contratos como de los periodos de referencia equivalentes al periodo suspendido, en cada modalidad, respecto de las personas afectadas.
    También siguen en vigor los límites y excepciones en relación con la realización de horas extraordinarias, nuevas contrataciones y externalizaciones hasta 28 de febrero de 2022.
  3. Prórroga de las medidas extraordinarias de protección por desempleo (art. 6)
    Las medidas extraordinarias en materia de protección por desempleo serán de aplicación hasta el 28 de febrero de 2022:
    • Reconocimiento del derecho a la prestación aunque se carezca del período de ocupación cotizada mínimo necesario.
    • Consumo de prestaciones: el llamado «contador a cero» (es decir, el período en que una persona cobra el paro no se computa como «gastado» si en el futuro vuelve a percibir la prestación) se amplía durante todo 2022. En consecuencia, una persona afectada por ERTE que sea despedida a partir del 1 de enero de 2023 podrá cobrar toda la prestación por desempleo generada antes de la crisis sanitaria (disp. fin. 1ª).
      Sin perjuicio de lo anterior, no se computarán en ningún momento como consumidas las prestaciones por desempleo disfrutadas, durante los ERTES por aquellas que accedan a un nuevo derecho, antes del 1 de enero de 2023, como consecuencia de la finalización de un contrato de duración determinada o de un despido, individual o colectivo, por causas económicas, técnicas, organizativas o de producción, o un despido por cualquier causa declarado improcedente.
    • Cuantía de la prestación por desempleo: se determinará aplicando, a la base reguladora de la relación laboral afectada por el expediente, el porcentaje del 70%, sin perjuicio de la aplicación de las cuantías máximas y mínimas previstas en el artículo 270.3 LGSS.
    • Compatibilidad de las prestaciones por desempleo con el trabajo a tiempo parcial en determinados supuestos: cuando las prestaciones por desempleo se compatibilicen con la realización de un trabajo a tiempo parcial no afectado por medidas de suspensión, no se deducirá de la cuantía de la prestación la parte proporcional al tiempo trabajado.
  4. Protección de los trabajadores fijos discontinuos
    Se recupera la prestación extraordinaria para personas trabajadoras con contratos fijos discontinuos y las que realicen trabajos fijos y periódicos repetidos en fechas ciertas, que se encuentren en período de inactividad productiva. Para este colectivo se garantiza, por primera vez, el mismo «contador a cero» (art. 7).
  5. Límites relacionados con reparto de dividendos y transparencia fiscal
    Se prorrogan los límites y previsiones relacionados con el reparto de dividendos y la transparencia fiscal para todos los ERTE autorizados con anterioridad o en virtud de este nuevo real decreto-ley.
    Recordemos que las sociedades mercantiles u otras personas jurídicas que se acojan a los ERTES y que utilicen los recursos públicos destinados a los mismos no podrán proceder al reparto de dividendos correspondientes al ejercicio fiscal en que se apliquen estos ERTES, excepto si abonan previamente el importe correspondiente a la exoneración aplicada a las cuotas de la seguridad social y han renunciado a ella.
    Esta limitación no será de aplicación para aquellas entidades que, a fecha de 29 de febrero de 2020, tuvieran menos de 50 trabajadores en situación de alta en la Seguridad Social.

Protección de los trabajadores autónomos

Las ayudas para este colectivo se mantienen hasta el 28 de febrero de 2022, incluida la prestación extraordinaria por cese de actividad.
A partir del 1 de octubre de 2021, los autónomos en alta en RETA o RETM que vinieran percibiendo el 30 de septiembre alguna de las prestaciones por cese de actividad (arts. 7 y 8 RDL 11/2021), tendrán derecho a una exención de sus cotizaciones a la Seguridad Social y formación profesional del 90% de las cotizaciones del mes de octubre, el 75% de las del mes de noviembre, el 50% de las de diciembre y el 25% de las cotizaciones de enero de 2022.

Se mantienen exoneraciones graduales para aquellos autónomos que venían disfrutando de algunas de las prestaciones hasta 30 de septiembre, que irán del 90% en el primer mes al 25% en el cuarto mes, mientras que la prestación ordinaria se mantiene como hasta ahora.

  • Prestación por suspensión de la actividad (cierre por decisión administrativa): la prestación será del 70% de la base mínima, como regla general (art. 9).
  • Prestación compatible con la actividad por cuenta propia: para aquellas personas autónomas cuya actividad no se ha recuperado o empeora o tengan ingresos limitados, siempre que puedan acreditar una caída de la facturación del 50% acumulado entre el tercer y cuarto trimestre de 2021 versus igual periodo en 2019, un rendimiento máximo de 1,2 veces el SMI y acumulen cotizaciones suficientes durante los meses previos de contribución a la Seguridad Social. El importe de dicha prestación es el 70% de la base de cotización, es decir, en el caso de la base mínima, 660 euros al mes (art. 10).
  • Prestación extraordinaria por bajos ingresos para quienes no puedan acceder a la prestación ordinaria: para el mantenimiento de la prestación extraordinaria se exigirá acreditar en el año 2021 un total de ingresos computables fiscalmente de la actividad por cuenta propia inferiores al 75% de los habidos en el primer trimestre de 2020.
    En cuanto al límite de ingresos, se requiere una caída del 75 % de ingresos en el cuarto trimestre de 2021 versus el cuarto trimestre de 2019 y un rendimiento máximo equivalente al 75% del SMI (el nuevo: 965 euros al mes, en catorce pagas). El importe de esta prestación será el equivalente al 50% de la base de cotización, que en el caso de la mínima es de 472 euros (art. 11).
  • Prestación para trabajadores de temporada: prestación para aquellas personas autónomas con ingresos menores al SMI; la cuantía de la prestación será del 70 % de la base mínima (art. 12).

Actuación de la Inspección de Trabajo y Seguridad Social

La ITSS tiene la competencia de control del cumplimiento de los requisitos y de las obligaciones establecidas en relación a las exenciones en las cotizaciones de la Seguridad Social previstas relativas a expedientes de regulación temporal de empleo basados en causas relacionadas con la COVID-19 (disp. adic. 2ª).

Plan MECUIDA

Este plan, dirigido a personas trabajadoras por cuenta ajena que deben acreditar el deber de cuidado respecto del cónyuge o pareja de hecho, así como de los familiares por consanguinidad hasta el segundo grado de la persona trabajadora, contempla medidas de conciliación familiar y laboral vigentes hasta el 30 de septiembre de 2021:

  • Adaptación de la jornada
  • Reducción de jornada, que pueden llegar a la totalidad si la reducción es del 100%.