Medidas en el ámbito tributario para combatir el coronavirus | Aplazamiento del pago de impuestos y otras medidas

En estos últimos días el Consejo de Ministros ha aprobado una serie de medidas en el ámbito tributario para poder combatir los efectos del coronavirus dirigidas, en particular, a los sectores más vulnerables de la economía, es decir, las pymes y los autónomos. A continuación las resumimos:

Aplazamiento de las deudas tributarias sin garantía

¿Quién puede beneficiarse del aplazamiento? Aquellos contribuyentes, ya sean persones físicas o entidades, que a efectos del IVA NO sean considerados Grandes Empresas. Es decir, que hayan tenido un volumen de operaciones a efectos del IVA inferior a 6.010.121,04 euros durante el año 2019. Esta referencia es individual: contribuyente por contribuyente. Así pues, no debe computarse la cifra a nivel de grupo de empresas.

¿Qué deudas pueden aplazarse? Todas aquellas deudas que deriven de declaraciones-liquidaciones o autoliquidaciones el plazo de ingreso de las cuales esté comprendido entre el 13 de marzo y el 30 de mayo de 2020.
Tenemos que tener presente, que dentro de las deudas aplazables se incluyen las retenciones, el IVA y los pagos fraccionados del Impuesto sobre Sociedades.
Por lo tanto, en la práctica, esta medida afectará, por ejemplo, a las deudas que se deriven de las autoliquidaciones del primer trimestre de 2020 que deben presentarse los 20 primeros días del próximo mes de abril, así como también al primer pago a cuenta del Impuesto sobre Sociedades a presentar en el mismo plazo.

En qué condiciones se concede el aplazamiento? Es un aplazamiento sin garantía de la deuda de hasta máximo 6 meses. Importando destacar que solo los 3 primeros meses de aplazamiento son sin intereses de demora.

¿Cómo se pide? Las solicitudes de aplazamiento deben reunir los requisitos a los que se refiere el artículo 82.2.a) de la Ley General Tributaria. En la práctica, el procedimiento de petición es el mismo que hasta ahora existía para pedir cualquier aplazamiento en el ámbito tributario. En este sentido, la Agencia Tributaria ha publicado una serie de instrucciones para cumplimentar correctamente este aplazamiento que pueden encontrar en el siguiente enlace:
Ver Instrucciones

Suspensión de los plazos administrativos

El Real Decreto por el cual se declaró el estado de alarma aprobó, desde el sábado 14 de marzo, la suspensión de los términos y la interrupción de los plazos para la tramitación de los procedimientos de las entidades del Sector Público.

El cómputo de los plazos se reanudará en el momento que deje de estar en vigor el Real Decreto de alarma o, en su caso, las prórrogas que se aprueben del mismo.

Cómo decíamos, esto afecta, con carácter general, a todos los procedimientos relacionados con las entidades del Sector Público, tal y como éste se define en el artículo 2 de la Ley 39/2015, de 1 de octubre, del Procedimiento Administrativo Común
(Acceder a la Ley)

Por lo tanto, y en particular en el ámbito tributario, esta suspensión e interrupción des aplicable a todos los plazos para la tramitación de los procedimientos tributarios ante cualquiera de las Administraciones tributarias, ya sea estatal, autonómica o local.

Imprimir en PDF