Las permutas o swaps

Fiscalidad de las criptomonedas

Las permutas o swaps

CAPÍTULO 1

Quien se haya adentrado en el mundo de las criptomonedas, ya sea como inversor, como “minero” o simplemente por curiosidad, seguramente que, además del millón de dudas técnicas que se le habrán planteado, se habrá hecho la siguiente pregunta: ¿Y esto cómo tributa? O dicho de otro modo ¿qué tratamiento y consecuencias fiscales tienen esas operaciones?

A lo largo de una serie de artículos vamos a ir tratando de responder a esa duda desde nuestro conocimiento y con las limitaciones que la materia presenta a fecha de hoy. Por el contrario, no van a ser objeto de esta serie de artículos cuestiones técnicas o tecnológicas relacionadas con las operaciones realizadas con criptomonedas y nos limitaremos a tratar de entender las cuestiones fiscales.

Siendo así, decidimos inaugurar la serie con el tratamiento, a efectos del Impuesto sobre la Renta las Personas Físicas (IRPF), de las permutas (también denominadas en el argot cripto swaps).

Por lo tanto, la respuesta que hoy ofrecemos es a la siguiente pregunta ¿cómo debería tributar una persona física residente en España (no una sociedad) por las permutas que realice durante el año?

¿En qué consiste un swap?

El intercambio de distintos criptoactivos (swaps o compras de una criptomoneda utilizando, como medio de pago, otra criptomoneda distinta) se considera, a efectos del IRPF una auténtica permuta de bienes, es decir, cuando se realiza un swap de Bitcoin a Etherum, por ejemplo, a efectos fiscales lo que se está produciendo es un “cambio de cromos” (permuta): Cambio Bitcoins por Ehterum y esto genera lo que se conoce como una alteración patrimonial que se encuentra sujeta al IRPF.

¿Qué supone esa alteración patrimonial?

A efectos fiscales debe tenerse en cuenta que cada swap de cripto generará bien una ganancia patrimonial o una pérdida patrimonial. Todo dependerá de los valores de la operación y del siguiente cálculo a realizar:

  1. Cójase, por un lado, el mayor de los siguientes valores en el momento de realizar el swap: (i) Valor de mercado de la criptomoneda recibida en la permuta o (ii) valor de mercado de la criptomoneda entregada en la operación.
  2. Coja, por otro lado, el valor de adquisición de la criptomoneda entregada. Valor que habrá que buscarlo al momento precisamente que se adquirió esa cripto.
  3. La diferencia entre 1 y 2 (1-2=?) dará lugar a una ganancia (en caso que sea positiva) o una pérdida (cuando es negativa).

Renta del ahorro

A efectos del IRPF estas ganancias o pérdidas patrimoniales forman parte de las que se conocen como rentas del ahorro. Esto significa, básicamente, dos cosas:

La primera, si el resultado del total de las operaciones efectuadas durante el año arroja un saldo positivo (las ganancias superan las pérdidas) dicho saldo tributará a unos tipos que oscilan entre el 19% (mínimo) y el 26% (máximo). Véase el cuadro siguiente:

La segunda, si el resultado del total de las operaciones efectuadas durante el año arroja un saldo negativo (las pérdidas superan las ganancias) dicho saldo podrá compensarse como sigue:

  • En primer lugar, con otras ganancias patrimoniales que se hubiesen obtenido en ese ejercicio por la transmisión de otros elementos o bienes (por ejemplo, por la venta de acciones).
  • En segundo lugar, podría compensarse hasta el 25% del saldo positivo del año que tuviese el contribuyente de rendimientos del capital mobiliario (intereses, dividendos, etc.).
  • Y, en tercer lugar, si, aun así, existiese saldo negativo éste podría compensarse en los 4 años siguientes siguiendo el mismo orden y límites expuestos.

En conclusión, los swaps de cripto son tratados en el IRPF como si fuesen ventas de acciones que cotizan en bolsa.

¿Y qué pasa cuando lo que hago es cambiar la cripto por Euros u otras divisas?

Si te has hecho esa pregunta la respuesta es sencilla: El tratamiento es el mismo al expuesto. En efecto, cuando transmites una critpomoneda a cambio de dinero (no importa la divisa) se estará produciendo una ganancia o una pérdida patrimonial en tu IRPF. En este caso, por la diferencia entre el importe obtenido (divisa) y en ese preciso momento y el valor de adquisición de la criptomoneda en cuestión.

En conclusión, cuando realices swaps de critpomonedas o, como hemos dicho, simplemente las cambies a divisa (Euro lo más habitual) debes tener en cuenta que, por cada operación que realices, se estará generando una ganancia o una pérdida patrimonial que deberás incluir en tu declaración del IRPF con los efectos tributarios que ello supone.

Desde el departamento fiscal de Vilar Riba estamos a vuestra disposición para resolver cualquier duda que os pueda surgir. Como no puede ser de otro modo, estamos preparados para el reto de asesoraos en este desafiante mundo de las cripto.

Ricard Garcia
Socio Vilar Riba
Asesor Fiscal