Aplazamiento en el pago de la renta de los arrendamientos para uso diferente al de vivienda

En el BOE de hoy 22 de abril, se ha publicado el Real Decreto-ley 15/2020 de medidas urgentes complementarias para apoyar la economía y la ocupación, frente al impacto económico y social del COVID-19. Dicha norma, a banda de adoptar numerosas medidas en el ámbito económico y laboral, incluye dentro del apartado de medidas para reducir los gastos de PYMES y autónomos, diferentes medidas para poder negociar el aplazamiento en el pago de la renta de los arrendamientos para uso diferente al de vivienda.

Sintetizaremos a continuación las principales medidas:

1.-Cuando la ARRENDADORA sea una empresa o entidad pública de vivienda o una persona física o jurídica considerada gran poseedor (entenderemos por gran poseedor cuando esta persona sea titular de más de 10 inmuebles urbanos, excluyendo parkings y trasteros, o de una superficie construida de más de 1.500 m2).

En estos supuestos si la ARRENDATARIA le solicita la moratoria en el pago de la renta, se aplicará de manera automática y afectará al periodo que dure el estado de alarma y las mensualidades siguientes, prorrogables de una en una, si aquel plazo fuera insuficiente en relación al impacto producido por el COVID-19, sin que en ningún caso se puedan superar los cuatro meses. La renta aplazada durante este plazo será satisfecha por la ARRENDATARIA, sin ningún tipo de penalización ni intereses, a partir de la primera renta que se vuelva a satisfacer, mediante el fraccionamiento del importe total aplazado en un plazo de dos años, y siempre dentro de la vigencia del contrato.

2.-Cuando la ARRENDADORA no cumpla con las condiciones establecidas en el punto anterior, entonces la ARRENDATARIA también podrá pedir un aplazamiento temporal en el pago de la renta, en los términos antes indicados. Dentro del marco de este acuerdo las partes podrán disponer libremente de la fianza prevista en el artículo 36 de la Ley de Arrendamientos Urbanos, que podrá ser utilizada para el pago total o parcial de alguna de las mensualidades de la renta. La parte que se haya dispuesto la ARRENDATARIA tendrá que restituirla a la ARRENDADORA en el plazo máximo de un año o en el plazo de vigencia del contrato si éste es inferior a un año.

3.-Requisitos que tiene que cumplir la ARRENDATARIA para solicitar el aplazamiento en el pago de la renta previstos en los puntos 1 y 2 anteriores:

  • Si es un autónomo, deberá estar afiliado y en situación de alta, en la fecha de declaración del estado de alarma (14 de marzo), en el Régimen Especial de la Seguridad Social de los Trabajadores por Cuenta Propia o Autónomos.
  • Si es una PYME no puede superar los límites previstos en el artículo 257.1 de la Ley de Sociedades de Capital (es decir, que durante los dos últimos ejercicios, se cumplan como mínimo dos de las tres circunstancias siguientes: el total de partidas del activo no supere los 4.000.000 de euros; la cifra anual de negocio no supere los 8.000.000 de euros y el número medio de trabajadores durante el ejercicio no supere los 50).

Tanto si es autónomo como una PYME:

  • El inmueble deberá encontrarse afecto a la actividad.
  • Que su actividad haya estado suspendida como consecuencia de la entrada en vigor del Real Decreto 463/2020, de 14 de marzo, en el que se declaró el estado de alarma, o normativas posteriores.
  • Y si su actividad no quedó suspendida se tendrá que acreditar la reducción de la facturación del mes natural anterior al que se solicita el aplazamiento de la renta, en al menos un 75%, en relación a la facturación media mensual del trimestre al que pertenece este mes, referente al año anterior.
  • Este aplazamiento, la ARRENDATARIA tendrá tiempo para solicitarlo a la ARRENDADORA, hasta el próximo día 23 de mayo, siempre y cuando las dos partes no hubieran llegado a otro tipo de acuerdo transaccional.

Imprimir en PDF