Protocolo Familiar

El relevo generacional es una de las claves a todas las empresas de propiedad familiar. Hacer un buen relevo y prever todos los aspectos de sucesión mirando al futuro es garantía de tranquilidad tanto para las dos generaciones (la actual y la futura) como para la estabilidad del proyecto empresarial.

El Protocolo Familiar es un instrumento escrito formal que utiliza la familia que tiene la propiedad de la empresa para regular todas las actividades clave que comparten como empresa y como familia.

 ¿Por qué debería llevar adelante un protocolo familiar?

-Para Evitar problemáticas o conflictos que puedan surgir en el marco de la empresa derivados de los vínculos familiares de la propiedad.

-Para Garantizar la tranquilidad a la generación actual y la sucesora y para alcanzar un relevo generacional con éxito.

-Para Mantener la confianza entre socios y la identificación con la empresa familiar, asegurando la continuidad generacional del proyecto.

-Para Marcar las pautas de actuación de futuro de la empresa, planificando la estrategia del negocio familiar.

 

¿Cómo funciona?

Cada proyecto y cada familia requiere una adecuación del proyecto de protocolo familiar, pero las fases de trabajo son las siguientes:

1.- Sesión de inmersión: El equipo de Vilar Riba de protocolo familiar se reúne con los accionistas actuales y con los miembros de la familia que se prevén accionistas de futuro para definir los límites de actuación y las líneas estratégicas a tener presentes de cara al relevo generacional y el buen funcionamiento de la empresa.

2.- Sesión de trabajo en base a un borrador: El equipo de Vilar Riba recoge en un primer borrador de protocolo familiar varias propuestas y pautas de actuación, como punto de partida y reflexión para que la familia-accionistas haga sus aportaciones al documento.

3.- Sesiones de enriquecimiento del protocolo familiar:

En función del ritmo y el alcance del protocolo, se hacen las sesiones convenientes hasta llegar al documento definitivo, consensuado por todos los participantes.

4.-Entrega del protocolo familiar y firma de la escritura pública para que todas las partes que hayan intervenido la firmen.

5.-Preparación de todas las herramientas jurídico-legales que sean necesarias y que se deriven del protocolo para asegurar un buen cumplimiento: pactos sucesorios, testamentos, etc …

 

Descargar ficha informativa