El nuevo “cheque guardería” en el IRPF

El pasado mes de julio se modificó la Ley del IRPF introduciendo, entre otras, una mejora en la ya existente deducción por maternidad. Hasta el momento, dicha deducción podía alcanzar hasta 1.200 euros por cada hijo menor de 3 años, siempre que se cumpliesen determinados requisitos..

Pue bien, la novedad consiste en un incremento de hasta 1.000 euros de aquella deducción en lo que se ha venido a conocer popularmente como el “cheque guardería”.

La deducción por maternidad del IRPF puede aumentarse en 1.000 euros adicionales mediante al “cheque guardería”

¿Quién puede beneficiarse del “cheque guardería”? En primer lugar, podrán aplicar este beneficio quienes tengan derecho a la deducción por maternidad, es decir, y con carácter general, mujeres trabajadoras (empleadas por cuenta ajena) o empleadas por cuenta propia (autónomas), con hijos menores de 3 años que convivan con ellas.

En segundo lugar, deberán haber pagado gastos de guardería del hijo menor de 3 años durante el año.

¿Qué se entiende por gastos de guardería?
A estos efectos, se consideran como tales las cantidades satisfechas a guarderías o centros de educación infantil autorizados ya sea en concepto de (i) preinscripción, (ii) matrícula, (iii) asistencia (tanto en horario general como ampliado) y (iv) la alimentación. Ahora bien, en todo caso dichos gastos deben ser por meses completos.

¿Cuál es el límite de este beneficio?
El cheque tiene como límite por cada hijo tanto las cotizaciones a la Seguridad Social y Mutualidades pagadas durante el año, como el gasto efectivo no subvencionado pagado a la guardería o centro educativo en relación de ese hijo. En todo caso, como apuntábamos ,el límite máximo será de 1.000 euros anuales por hijo.

¿Desde cuándo aplica? El cheque guardería se aplica por primera vez en la declaración del IRPF de 2018. ¿El cheque guardería puede cobrarse anticipadamente? No. En este caso no puede optarse, como sí sucede con la deducción por maternidad que ya existía, por el abono anticipado. Así que esta deducción se aplica, en todo caso, al presentar la declaración del IRPF.

Incompatibilidad. Para finalizar, apuntar que esta deducción es incompatible con los “tickets guardería”, es decir, con aquellas cantidades que se pagan, como parte del sueldo y que no se consideran como retribución en especie. Cada contribuyente deberá decidir si opta por uno u otro beneficio fiscal en su caso particular.

Imprimir en PDF